sábado, 1 de agosto de 2009

Análisis de la encíclica “Mater et Magistra”

1.- Estructura de la encíclica y su breve comentario.

La encíclica “Mater et Magistra” se estructura de la siguiente manera:
Nombre de la encíclica.
Un breve prefacio en lo cual se fundamenta la misma.
El saludo, hacia las personas a las que se dirige.
Introducción.
(A continuación, se presentan las partes en las cuales la encíclica trata sobre el reciente desarrollo de la cuestión social a la luz de la Doctrina Cristiana).
>Capítulo I: Enseñanzas de la encíclica Rerum novarum y su desarrollo posterior en el magisterio de Pío XI y Pío XII
>Capítulo II: II. Puntualización y desarrollo de las enseñanzas sociales de los Pontífices anteriores.
>Capítulo III: Los aspectos recientes más importantes de la cuestión social.
>Capítulo IV: La reconstrucción de las relaciones de convivencia en la verdad, en la justicia y en el amor.
>Conclusión.
>Despedida.
La encíclica “Mater et Magistra”, o “madre y maestra”; es una encíclica en la cual se hace una conmemoración a una de las encíclicas, que, desde el punto de vista de los Papas, y de la cuestión social, se vuelve en la carta magna, con la cual la Iglesia inicia su ministerio de denuncia de las injusticias, y proclamación de soluciones para los pobres que afectan al ser humanos basados en la razón, pero iluminada por la fe; esta encíclica es conocida como “Rerum novarum” o “Nueva renovacion”, la encíclica en mención (Mater et Magistra), hace también un memoria de la encíclica “Quadregesimo anno” en la cual, al igual que esta, hace un recuerdo de la encíclica “Rerum novarum”;
La encíclica Mater et Magistra en una encíclica que trata de exhortar al mundo, incluyendo a todo ser humano, ya sea ciudadano como a todos aquellos que tienen una vida política activa y muy marcante en las sociedades, para poder resover la cuestión social de la época.
Al inicio de la Encicllica, luego de haber dado homenaje a la “Rerum Novarum”, el Papa inica hablando de una realidad que marca a todo ser humano, y es el avance de la economía; y es que el ser humano puede ser victima del desarrollo económico; es decir, y el Papa tiene a bien al decir que es necesaria la participación civil en todo este ámbito, para evitar asi tiranias, concetracion de poder en pocas manos u otros hechos muy repochables.
Ademas nos habla el Papa, citando las palabras de su antecesor Leon XIII, que no es licito ni justo, el que un publo se inponga a otro, que una comunidad cuarte las desiciones de otra, cercando asi todo aquello que una comunidad nueva o ya existenten te, puede dar de si.
Ademas explica como las asociaciones privadas, pueden ayudar a incremaetanr las relaciones sociales, mas sin embargo clama, que ellas mantenga su autonomía al máximo para poder tender a sus fines específicos, siempre basados claro esta, en las exigencias del bien común.
Mas el Papa no se queda aquí, con “Mater et Magistra”, toca un punto muy importante y explica como es una realidad que desde “Rerum novarum” viene sucediendo y es la remuneración injusta a los trabajadores, y es tan expecifico en esto, que en una sola voz, une la voz de la iglesia diciendo que es una realidad dolorosa, incluso se atreve a llamarle un espectáculo inmensamente doloroso.
Y es que la Iglesia critica una sola cosa, respecto a los bajos salarios, y no es directamente estos bajos salarios, sino que es el derroche que hacen los que tienen concentradas las riquezas, y que en su avariacia, no son capaces de ver, el mal que están ejerciendo en sus trabajadores; puesto, en mi opinión, se puede resumir la critica que hace la iglesia en palabras simples “tener dinero en ningún momenton es amlo, al igual que buscar el desarrollo económico de unos mismo, el proble esta si mi desarrollo afecta a los demás de manera negativa, o si es necesario que muchpos sufran para yo conseguir lo que deseo”.
Y es que la iglesia señala como punto principal, que el salario que los trabajadores han de cobrar debe estar basado en el bien común; es decir, el patrono, debe pagar el salario de una manera justa en la cual se benefie el y sus empleados basado, en tres puntos puntos importates, los cuales a su vez se basan en el bien común:


1. La efectiva aportación de cada trabajador a la producción econoica.
2. La situación finaciera de la empresa.
3. La exigencias del bien común universal.
Cada uno de estos puntos basados en las características fundamentales que la encíclica “Pacen in Terris” explica, como los necesarios para las relaciones, los cuales son el amor, la liberta, la paz.
Mas tarde el Papa explica, lo siguiente, y es como el orden económico y su desarrollo debe de estar regido por la dignidad humana, pues nos explica que cualquier régimen económico que debilete el sentido de responsabilidad, le impide su libre expresión , es sin lugar a duda un régimen económico injusto.
Ahora bien, si hay un régimen injusto, significa que los trabajadores también han de sufrir por esto, pues quedan en peligro de sufrir abusos, explotación o mas; razón por la cual el Papa, se encarga de explicar cómo es necesario que los trabajadores tengan una presencia activa en todos los niveles; es decir, es necesario que los trabajadores sean escuchados para la toma de decisiones, puesto solo así se podrá empezar a formar un régimen económico más justo, y fundamentado en el bien común, en donde se busca que mi desarrollo produzca el desarrollo de los demás.
Por otro lado, a todo trabajador, por naturaleza se le es entregada libertad, pues es un ser humano, parte de esta libertad es el derecho a la propiedad privada; es decir, el trabajador tiene un derecho intrínseco de poder elegir y emplear las cosas indispensables para su bien, en caso contrario se crea una violación directa al derecho de la propiedad privada y por ende, se crea un coartación a la libertad de la persona, en este caso del trabajador.
Ahora bien este derecho de la propiedad privada, no es una forma de defender al rico, y dejar al pobre en sufrimiento, mas bien la Iglesia desea replantear, o mejor dicho dar a entender que este derecho a la propiedad privada es en realidad una búsqueda de que todos los seres humanos tengan aunque sea una porción de tierra, si podemos llamarle a si a los bienes necesarios para la vida, para garantizarle al ser humano, para este ámbito el trabajador, que tendrá lo necesario para vivir, sin llegar en ningún momento a la extrema pobreza.
En conclusión, la “Mater et Magistra”, busca desde su inicio traer a nuestra realidad todo lo que ya fue dicho antes en “rerum Novarum”, puesto muchas de las injusticias que Leon XIII promulgo y saco a la luz, se han mantenido o han empeorado, es decir la iglesia continua en la búsqueda de crear un régimen justo, que sea capaz de ayudar al desarrollo de cada uno de los seres humanos.

2. ¿Qué realidad, circunstancias critica?
“Mater et Magistra”, trata muchas realidades deshumanizantes, para el hombre, pero se centra en dos grandes temas y son en primer lugar la explotación del trabajador, y todo lo que esto conlleva, y el régimen económico injusto que impera en muchas naciones, si no es que es en todas.
Ahora bien el Papa toca realidades, como la explotación del trabajador, la mala remuneración del trabajo de los empleados, la exclusión de una vida activa en la toma de decisiones de la empresa, etc.
En contra parte, el Papa también explica, como de cierta manera esta realidad surge a partir de la concentración de poder en pocos, la concentración de bienes en manos de pocos, la perdida de la visión por el bien común, la mala distribución de las riquezas, en resumen un régimen económico injusto y deshumanizante.

3. ¿Qué realidad afirma, defiende?
Habrá que ser un poco general puesto, es más que obvio que toda encíclica Papal, busca desde el momento en que inicia su escritura, mostrar al mundo el Dios liberador que Jesús nuestro Señor, enseño durante su tiempo en la tierra.
La Iglesia lucha incusamente en “Mater et Magistra”, defender al trabajador a toda costa, es decir, la iglesia defiende a toda aquella realidad en la cual el trabajador no sea explotado, sino que trabaje lo justo según la ley mande, que no se le obligue a trabajar más de lo debido, y si es así que se le pague lo justo por su esfuerzo extra; que al trabajador se le dé un salario digno, es decir un salario con el cual pueda pagar todas sus necesidades básicas y quizá un excedente mas para lo que el trabajado tenga a bien decir que necesita, por otro lado que el trabajador sea tomado en cuenta en el momento de las decisiones, apoya con alegría todo aquel régimen en el cual las decisiones pueda ayudar al desarrollo de las partes involucradas en este caso patronos y empleados.
Mas la Iglesia no se queda aquí, sino que profundiza mas para que llegamos a la parte medular del problema, y así la Iglesia apoya la realidad en la cual un régimen económico, sea capaz de ayudar al trabajador a realizarse como persona, la realidad de un derecho a la propiedad privada, definido ya en puntos anterior, para ayudar al desarrollo de la libertad plena del trabajador, así como la capacidad del trabajador de poder elegir que desea para el, sin tener que preguntar a un “amo”.


4. ¿Qué solución propone la Iglesia ante lo anterior?
La iglesia invita al estado a fomentar planes económicos que ayudan al pueblo a desarrollarse, en el ámbito agrícola pide la ayuda para que no se vea explotado el agricultor pide entendimiento en el carácter económico, también se remarca que se debe implementar sistemas públicos más fundamentales en la sociedad para la ayuda de los más necesitados (vivienda, medicina, educación, etc.).
Se habla de implementaciones a las políticas agrarias para su superación y beneficio para la economía estatal y el pueblo,


se habla de que en el mundo se encuentre una unión de solidaridad de cooperación y ayuda mutua en la economía global, llama al desarrollo en el bien común la toma de responsabilidades en la acción social actual pidiendo que se impongan normas que permitan que se trabaje en armonía .
Invita a las naciones a unirse y ayudarse en sí sin caer en una colonización o aprovechamiento de las circunstancias para someter a otros país si no que al contrario que sea debido a ir en busca de un bien común.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada